Una técnica práctica para cambiar pensamientos negativos

by | Jun 1, 2019 | Artículo | 0 comments

A nadie le gustan esos pensamientos negativos que de repente  cruzan la mente… muchas veces ni nos damos cuenta hasta que la emoción que crean realmente se siente muy mal… pensamientos rebeldes como una mancha de café.

Y parecería que la sabiduría popular de “cambia la cara” “pensá en  positivo” no funciona mucho verdad? (nunca vi a nadie cambiando la cara solo porque se lo sugieran)

Y es que para tener pensamientos de “mejor calidad” (esos que evocan emociones de mayor calma y/o motivación) tu cerebro precisa aceptarlos… precisa que el esfuerzo de creerlos no sea demasiado.

Es por eso que quiero enseñarte la técnica del pensamiento escalonado. Que no es otra cosa que subir peldaño a peldaño desde un pensamiento negativo hacia uno menos negativo, más neutro y finalmente positivo. Así vamos habituando a nuestro cerebro a “pensar mejor.”

Quizá luchas con pensamientos como “no puedo con esto” y decides practicar el pensamiento “por supuesto que puedo”. Piensas ese pensamiento  y no-pasa-nada… No te sientes diferente…. En otras palabras, tu cerebro rechaza ese pensamiento porque es muy ajeno a lo que está habituado a pensar.

Para que un pensamiento nuevo tenga el poder de regular una emoción negativa tiene que ser en alguna medida CREIBLE. Si no lo es, logramos el efecto contrario y entonces el cerebro  dispara otros pensamientos negativos como  “no es verdad”, “esto no funciona”, “no tiene sentido”, “siempre fuiste así”, bla, bla bla…  

Chequea como sientes en tu cuerpo el pensamiento opuesto al habitual… ¿Te genera una emoción positiva, por ejemplo alivio? Genial!, Estas preparada para creértelo!!

 ¿Te genera indiferencia o rechazo? Entonces precisas ESCALONAR EL PENSAMIENTO…. Imagínate que vas subiendo una escalera en la cual cada peldaño es un pensamiento un poquito más positivo que el anterior.

Te doy un ejemplo:

En el peldaño más cercano al piso está tu pensamiento habitual “no puedo” Y en el peldaño de arriba pondremos tu pensamiento meta, aquel que deseas integrar “por supuesto que puedo”

Y ahora pruébate (igual que un vestido) pensamientos ascendentes que serán los pedaños intermedios

Mira cómo funciona: “estoy pensando que no puedo” “es posible creer que puedo”  “hay días que puedo” “hoy estoy pudiendo” “la mayoría de los días puedo” “por supuesto que puedo”

Si te fijas, cada pensamiento es un poquito más positivo que el otro… es cuestión de “probarte” cual se siente creíble para ti y practicarlo practicarlo y practicarlo hasta volverlo tu pensamiento habitual…. (Y ese es el momento de subir un peldaño más;)

 

¿Te fue útil este artículo? Me encantaría recibir tus comentarios… Y si hay algún tema que te interese por favor cuéntame! Mi objetivo es siempre ofrecerte material práctico y que te aporte!!

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Cuéntame en qué te puedo ayudar

Cómo vencer la timidez

¿Te inquieta entrar a una fiesta donde no conoces a nadie? ¿O tener que socializar en un evento de trabajo? Si es así, no eres el único. Los eventos sociales suelen provocar ansiedad, sobre todo cuando no estamos entre amigos y familiares. Si este malestar es muy...

Tus pensamientos determinan tu vida

Mira hacia atrás. Verás que tu Yo Pasado pensó muchas veces los mismos pensamientos. Y estos pensamientos provocaron emociones. Y en consecuencia acciones (o inacciones). Y un resultado: tu Yo Presente. No hay excepciones. Nuestra vida es creada por nuestros...

Como cambiar tu hábito definitivamente

Imagina este escenario: Te decidiste. dejaste de fumar. O de tomar alcohol. O comenzaste a comer sano. Vas dos días sosteniendo tu propósito y estás muy ilusionado. Pero el tercer día algo pasa. Te levantas contrariado. O tu jefe está de mal humor. O tus hijos están...

“La comida es más fuerte que yo”: cómo desactivar la alimentación emocional.

La alimentación emocional es simplemente comer por emociones. Es “gratificarte” con comida cuando te sientes mal. Estresado. Preocupado. O agobiado por alguna situación particular. Si te alimentas emocionalmente es probable que te sientas incómodo con tu cuerpo. Quizá...

Cómo desenredarte del pensamiento negativo

Cuando nos sentimos enredados en pensamientos negativos, creemos que estos pensamientos son verdades o reglas que debemos acatar. Muchas veces nos creamos un “manual” de cómo deberíamos actuar y nos criticamos duramente cuando no lo hacemos. Cuando nos fusionamos con...
¿HABLAMOS?